POR FAVOR SEA FELÍZ

Por-Favor-Sea-Feliz-9789684035454
Por favor sea feliz de Andrew Matthews nos hace reflexionar en torno a lo que realmente giramos y cómo nuestra felicidad se condiciona a este girar.

Vivimos manejados por el inconsciente y casi nunca nos metemos en el mismo para ver qué es lo que realmente nos gobierna. Según el texto el inconsciente es “responsable de buena parte de los éxitos y fracasos que logremos en la vida”. Es por ello que este libro es para mí un reto conocerse más y cambiar todo aquello que nos hace desdichados cuando nos damos cuenta de verdades como “somos los que creemos ser… la gente nos trata como nos tratamos a nosotros mismos… el dolor nos hace abrir los ojos… etc.”.

Siempre he dicho que debemos realizar nuestros sueños y a veces para bien o para mal estamos viviendo los de otros (de los padres) sin ser nosotros mismos. Que disfruten el resumen y ojala lo comenten conmigo y les ayude en algo.

Atentamente,
Periodista, Escritor y Creador de Teatro César Chupina
Embajador Cultural de la Paz

PATRONES
Puede decirse que la mente es como un iceberg. Existe una porción visible, el consciente; y otra oculta, mucho mayor, el subconsciente o inconsciente. Nuestra mente subconsciente es responsable de buena parte de los éxitos y fracasos que logremos en la vida.

El hecho de que ciertas conductas nuestras se repitan todo el tiempo, se debe al subconsciente. Muchos de nosotros presentamos patrones de vida recurrentes; una experiencia pasada, o un mismo comportamiento, se manifiestan una y otra vez.

Patrones dramáticos. Seguramente conoces personas que padecen patrones de vida dramáticos. Sus vidas son dramas interminables.
Patrones de accidente. Ciertas personas tienen un talento especial para accidentarse.
Patrones de enfermedad. Algunas personas se enferman cada vez que se les presenta la oportunidad. ¡Hay quienes se enferman todos los lunes por la mañana!
Patrones de desorden. Existen personas propensas al desorden.
Patrones de quiebra. Las personas con un “patrón de quiebra” actúan automáticamente. Siempre que tienen dinero adicional buscan la manera de deshacerse de él.
Patrones de indispensabilidad. Si actuamos con base en este patrón, nuestro sistema de creencias y actitudes contribuirá a crear y perpetuar la situación.
Patrones de cambio de empleo. Está constantemente cambiando de empleo.

He aquí otro patrón. Se puede enunciar de la siguiente manera: “la gente es odiosa, la vida es horrible ¿por qué me trata el mundo así? Me quiero morir.” Existe otro patrón de vida que se describe con la expresión “apenas la voy pasando”. En este caso, el pensamiento consciente y el subconsciente nos reducen a una situación en la cual la vida nos parece una lucha sin tregua que a duras penas “vamos pasando”. ¨¿Cómo estas? ¿Qué‚ tal estás? Aquí, jalando la carreta (que derrotista). Como la mojarra…dos… que tres (que baja estima), ¡como se auto descalifica el humano!

Hemos comenzado por enunciar patrones de vida negativos. Sin embargo, existen patrones positivos que quizá también se apliquen a ti.

Hay un patrón que llamaremos “nunca me enfermo”. Otros patrones son: “confío en la gente y siempre me trata bien” y “todo lo que hago me resulta fácil y divertido”.

Es de suponerse que prefieras adquirir patrones positivos y desechar los negativos. Ello nos lleva a preguntarnos: “Cuánto mas durarán estos patrones detestables? ¨¿Hasta cuándo tendré‚ que soportarlos?”. La respuesta es: “La vida cambia cuando nosotros cambiamos”.

Siempre existe resistencia al cambio
No siempre es fácil cambiar nuestros patrones de vida, pero es posible hacerlo. Sea cual fuere el punto en que te encuentras actualmente, puedes lograr lo que desees.

Hay que reconocer un hecho: siempre que decidimos cambiar enfrentamos resistencia. Siempre surge el reto contra el que se mide la seriedad de nuestras intenciones. Todo cambio suscita un desafío, sobre todo al principio.

¿Qué hacer para lograr el cambio?
Primero hay que reconocer que todo cambio ha de enfrentar resistencia. En pocas palabras, tienes que estar preparado.

La formación de patrones
Nuestro comportamiento actual es resultado de las experiencias adquiridas en la infancia. En los primeros años, no tenemos criterio y nuestro cerebro está vacío: absorbemos información como esponjas y debido a que nuestras primeras relaciones con el mundo son a través de nuestros padres, su influencia en nuestra vida es enorme.

Solemos establecer relaciones con personas que se asemejan a nuestros padres. Las relaciones que establecemos con los demás son un reflejo de las relaciones que nuestros padres establecían con la gente. Si mis padres eran amables y cariñosos, en el futuro, yo seré así. Si solían abusar de la gente, eso es lo que nosotros mismos habremos aprendido a hacer desde niños. Buscamos pareja entre aquellas personas que se asemejan a nuestro padre o a nuestra madre.

Asimismo, la calidad de nuestra relación con nuestros padres crea su propio patrón. Si de niños experimentamos culpa y desaprobación, nuestra tendencia ser atraer y asociarnos con quienes nos traten como personas “indeseables”. En cambio, si de niños hemos experimentado cariño y aprobación, al llegar a la edad adulta gravitaremos en torno a personas que nos traten con respeto. En pocas palabras, atraemos lo que esperamos, y el mundo nos trata como creemos merecer que se nos trate.

En síntesis
No tenemos por que‚ resignarnos a vivir siempre con nuestros actuales patrones de comportamiento. Los patrones negativos pueden oponer resistencia, pero no son invencibles. Debes pensar siempre positivamente en ti mismo y en tu situación. La disciplina mental que para ello se requiere puede costar cara, pero las recompensas son fabulosas. Procura hablar siempre bien de ti mismo e imagina que tu vida funciona como tú deseas. Así crearás nuevos patrones de felicidad.

Escucha grabaciones motivacionales y lee muchos libros sobre el éxito. Apóyate en programas subliminales y frecuenta a las personas de quienes puedas aprender algo. Ten presente que existe en ti la posibilidad de re-diseñar tus patrones de comportamiento para convertirte en la persona que deseas.

Tu imagen ante ti mismo
¿Has notado que cuando te sientes bien contigo mismo las demás personas se tornan agradables? ¿No te parece fascinante el cambio de actitud?

La imagen que tienes de ti mismo está matizada por tus experiencias, éxitos y fracasos, las ideas que sobre tu propia persona has concebido y las reacciones de los demás hacia ti. Por lo tanto, la imagen que tenemos de nosotros mismos decide:

¨ Qué tanto nos agrada el mundo y qué tanto nos gusta vivir en él.
¨ Exactamente, qué tanto logramos en la vida.

Somos lo que creemos ser. De ahí que el doctor Maxwell Maltz, autor del best-seller Psycho-Cybernetics, haya señalado que “la meta de toda psicoterapia es cambiar la imagen que el individuo tiene de sí mismo”.

El primer paso para mejorar nuestros resultados es modificar la manera en que pensamos y hablamos acerca de nosotros mismos. Una persona de lento aprendizaje puede convertirse en un alumno destacado tan pronto modifique sus ideas acerca de su propia capacidad.

Lo que esto quiere decir es que nosotros decidimos la imagen que queremos mostrar de nuestra propia persona. Nosotros decidimos sobre nuestro propio valor y decidimos que tanta felicidad debemos esperar.

Ser egoísta y gozar de una saludable autoestima son extremos opuestos.

Es necesario diferenciar egoísmo de una saludable autoestima. Las personas con un gran ego necesitan ser el centro de atención, ansían reconocimiento y se preocupan muy poco de los demás. Por el contrario, una saludable autoestima nos permite respetar nuestros propios deseos y también los de los demás. Esto quiere decir que podemos sentimos orgullosos de nuestros logros sin tener que divulgarlo a los cuatro vientos, y que podemos aceptar nuestras limitaciones al tiempo que luchamos por superarnos.

Cuando apreciamos nuestra propia valía, no necesitamos decir al mundo lo mucho que valemos. Es aquel que no se ha convencido de su propio valor quien se afana por pregonar a todo mundo su gran valía.

Hay que reconocer que es correcto aceptar un cumplido. La gente con éxito siempre dice: “Gracias”. Se da cuenta de que es sano reconocer un trabajo bien hecho. Un cumplido es un regalo. No se puede dirigir un verdadero cumplido sin reflexión y esfuerzo. Como cualquier regalo, es una desilusión si te lo rechazan; esa es otra buena razón para aceptar donosamente un cumplido.

El “yo” que ven los demás
Podemos hacer una estimación de nuestra propia imagen observando a quienes nos rodean. Nuestra tendencia es entablar relación con quienes nos tratan como creemos merecer. La gente nos trata como nos tratamos nosotros mismos. Aquellos con quienes nos relacionamos, rápidamente se dan cuenta si sentimos respeto por nosotros mismos. Si nos tratamos con respeto, ¡ellos harán lo mismo!

Lo que tú vales
Tu también mereces exactamente lo mismo. Lo merecías al nacer y lo mereces ahora. Demasiadas personas creen que a menos que sean tan inteligentes, atractivas, bien remuneradas o atléticas como otras que conocen, no merecen respeto ni amor.

MERECES RESPETO Y AMOR SIMPLEMENTE PORQUE TU ERES TU
En raras ocasiones nos concentramos en nuestra belleza y fuerza interiores. ¿Recuerdas haber visto películas de amor? Lloramos al ver ese tipo de películas porque en nuestro fuero interno nos preocupamos, amamos, sentimos dolor. Existe en nosotros un núcleo interior verdaderamente hermoso. Dependiendo del grado en que hemos sido lastimados, exponemos nuestros sentimientos más profundos; pero todos poseemos estas cualidades.

Recuerda, tú tienes las siguientes cualidades: capacidad de amar, de interesarte por los demás y de actuar humanitariamente. No eres simplemente un humano: ERES UN SER HUMANO. Reconoce tu propio valor y siempre recuerda que mereces buen trato.

LA IMAGEN DE UNO MISMO Y EL INCONSCIENTE
Nuestro comportamiento y nuestra programación inconscientes interactúan con el concepto que sobre nosotros mismos tenemos. Por ejemplo, si nos sentimos mal con nosotros mismos, tendemos a desquitarnos con nuestra propia persona. Esto puede manifestarse en comer desmedidamente alimentos chatarra, propiciar accidentes o enfermedades, incurrir en abusos con el alcohol y las drogas, alimentarse menos de lo debido y otras cosas por el estilo. No necesariamente tiene que ser un acto consciente. El trato que nos damos automáticamente refleja el grado de aprecio que tenemos por nosotros mismos en un momento determinado.

Es de capital importancia que hagamos todo lo que está en nuestras manos para no dejar de tener pensamientos positivos. De esta manera lograremos seguir siendo felices. Siempre que se presenta la posibilidad de salir de vacaciones o de aprender algo nuevo, la persona que tiene una pobre imagen de sí misma hallará razones, consciente o inconscientemente, para dar al traste con todo.

Comportamiento derivado de una mala imagen de uno mismo
Todos debemos trabajar continuamente por mantener una imagen saludable y positiva para con nosotros mismos. Si presentas algunos de los siguientes rasgos de conducta, debes preocuparte por mejorar la imagen que tienes de ti mismo.

¨ celos
¨ hablar negativamente de ti mismo
¨ sentimientos de culpa
¨ no dirigir cumplidos
¨ no aceptar cumplidos
¨ no tomar en cuenta las propias necesidades
¨ no solicitar lo que deseas
¨ privarte innecesariamente de comodidades
¨ incapacidad para dar efecto
¨ incapacidad para recibir afecto y disfrutarlo
¨ criticar a los demás
¨ compararte con otros
¨ mala salud constante

Cambiar puede parecer difícil. La mala imagen tiende a perpetuarse a sí misma. Al lanzarnos en pos del cambio, la tendencia será continuar representando los viejos patrones de culpabilidad y auto denigración. He aquí algunas sugerencias que puedes poner en práctica para aprovechar tu potencial:

¨ ACEPTA CUMPLIDOS. Siempre di “gracias”, o emplea palabras que expresen gratitud.
¨ DIRIGE CUMPLIDOS. Una de las maneras más fáciles de sentirse bien con uno mismo es reconocer lo que hay de hermoso en los demás.
¨ HABLA SIEMPRE BIEN DE TI MISMO. Si no se te ocurre nada bueno que decir sobre tu persona, ¡cierra el pico!
¨ FELICÍTATE. Cuando has hecho algo bien, date una palmada en el hombro. Reconoce tu valía.
¨ RECONOCE LA DIFERENCIA ENTRE TU PERSONA Y TUS ACTOS. Reconoce que tus actos no necesariamente están ligados a tu autoestima. El hecho de cometer una tontería, como estrellarte contra un automóvil, no te hace una mala persona. Sencillamente cometiste un error. (Hay que odiar al pecado, pero amar al pecador.)
¨ OFRECE BUEN TRATO A TU CUERPO. Es el único que tienes. Todo lo que hacemos afecta al resto. Ejercita tu cuerpo y aliméntalo bien.
¨ DEMUÉSTRALE A LA GENTE COMO DESEAS QUE SE TE TRATE. Sobre todo, ponle el ejemplo mediante el trato que te das tu mismo y en la forma en que tratas a los demás. ¡Nadie debe tolerar abusos de nadie!
¨ RELACIÓNEATE CON GENTE POSITIVA.
¨ PROCURA GOZAR DE LA VIDA SIN QUE TE SIENTAS CULPABLE.
¨ LEE LIBROS QUE TE OFREZCAN IDEAS E INSPIRACION.
¨ VISUALIZA MENTALMENTE COMO TE GUSTARIA SER, NO COMO ERES. Entonces necesariamente gravitarás hacia tus pensamientos dominantes.

Ama a tu prójimo como a ti mismo
Amar al prójimo como a uno mismo implica que debemos amarnos nosotros mismos. El hecho es que no debes arruinarte tú para beneficiar a tu prójimo. Mi interpretación personal de “Amar al prójimo como a uno mismo” es que debemos mantener un equilibrio entre nuestras necesidades y las necesidades del prójimo; respetar ambas partes.

SALUD
Las alteraciones emocionales generan toxinas poderosas y letales. Se ha causado la muerte a conejillos de Indias en menos de dos minutos, inyectándoles sangre de personas que han experimentado ira o miedo intenso.

A muy temprana edad aprendemos que enfermarse es una de las maneras más eficaces del llamar la atención. Para algunos es la única. El hecho es que quienes sienten amor y seguridad sufren muchas menos enfermedades y “accidentes” que aquellos que no se sienten realizados y tienen una gran dosis de inseguridad.

Las emociones y los sentimientos reprimidos afectan nuestra salud. Para estar saludables y llenos de energía, debemos alimentar las emociones positivas y expresar nuestros sentimientos. También es muy importante creer que MERECEMOS estar saludables.

Si no desempeñamos el trabajo que nos agrada y no vivimos la vida que nos gusta, nuestra mente piensa “!desearía no estar aquí¡”. Como el cuerpo es esclavo de la mente, aquél procura hacernos salir de lo que nos desagrada. El primer paso es la enfermedad. Una solución más drástica es la muerte. A través de tus pensamientos y emociones, tú controlas el ambiente de tu cuerpo. Tú decides si lo conviertes en un nido de microbios o en un templo de la salud.

A nivel humano, la mente es el arquitecto del cuerpo; y el cuerpo es un reflejo de tus pensamientos. Si te consumen la ira, el miedo y las emociones reprimidas, tu cuerpo lo reflejará. La “enfermedad” de la mente se torna “enfermedad” del cuerpo.

woman-happiness-1170x795
En síntesis
Procura que tus pensamientos sean saludables y placenteros. Piensa que eres una persona sana. Recuerda, la buena salud es un derecho que te corresponde por nacimiento y mereces estar sano. Sobre todo, sé benévolo contigo mismo.

DOLOR
El dolor físico tiene una razón de ser. Es una retroalimentación continua que nos avisa qué hacer y qué no hacer. El dolor emocional opera de manera similar. Si algo nos molesta o nos preocupa podemos interpretarlo como un mensaje que nos insta a abordar las cosas de otro modo, o a verlas de manera diferente. Si nos sentimos heridos, decepcionados o abandonados por un ser querido, el mensaje puede ser: “Ama a tus seres queridos sin esperar nada. Recibe lo que te quieran dar sin juzgarlos”.

El hecho de que tu casa se incendie o de que te roben el auto puede trastornarte emocionalmente. Es una reacción humana y normal. Si optas por razonar dicha situación, descubrirás que puedes vivir feliz sin aquello hacia lo que te sentías tan ligado.

En síntesis
El dolor nos hace abrir los ojos. Nos induce a observar las cosas de manera diferente. Tanto en caso de dolor emocional como de dolor físico, si continuamos haciendo la misma tontería seguiremos sufriendo.

Nos volvemos parte de nuestro mundo cotidiano
Somos muy susceptibles a la influencia de la gente que nos rodea. Todos tendemos a ser parte de nuestro ambiente. Nadie es inmune a las influencias del mundo que lo rodea: los amigos, la familia, los compañeros de trabajo, la televisión, el periódico, la radio, los libros y las revistas que leemos. Lo asombroso de los seres humanos es que generalmente no advertimos los cambios que ocurren en nuestra psique.

Si nos rodeamos de gente criticona, nos haremos afectos a criticar. Si nos asociamos con gente feliz, aprenderemos acerca de la alegría. Si frecuentas a gente desordenada, te harás desordenado. Si te relacionas con personas entusiastas, te volverás entusiasta. Las personas aventuras nos ayudan a convertimos en aventureros, y las personas prósperas son una inspiración para hacernos prósperos.

En síntesis
SI TE INTERESA SERIAMENTE CAMBIAR DE VIDA, PROCURA CAMBIAR TU ENTORNO.

PROSPERIDAD
El hecho es que nuestros pensamientos conscientes e inconscientes siempre generan resultados positivos y negativos en nuestras vidas. Tu prosperidad – o falta de ella – es resultado de tu pensamiento. Si te haces a la idea de ser pobre, serás pobre. Si te haces a la idea de ser próspero, serás próspero.

Una vez más, podemos responder que mucha gente que trabaja exageradamente no deja de ser pobre. Por otra parte, existen personas que laboran una cantidad razonable de horas y hacen fortuna. El trabajo duro es uno de los ingredientes, pero no es garantía de prosperidad! No pretendo emitir juicios. El dinero es solamente dinero.

Barreras contra el dinero
En nuestra manera de pensar existen barreras inconscientes contra el dinero.

¡VIVE AHORA
Lo único que tienes ahora es el presente. ¿Qué tanta es tu paz mental? ¿Qué tanta tu efectividad personal? Ambas dependen de qué tan capaz seas de vivir en el presente. Independientemente de lo que haya ocurrido ayer y de lo que pueda pasar mañana, el AHORA es el punto en el que te encuentras. Conforme a esta perspectiva, la clave de la satisfacción y la felicidad es fijar tu mente en el presente.

Una de las características maravillosas de los niños pequeños es que el presente los absorbe totalmente. Al llegar a la edad adulta, muchos aprendemos el arte de angustiarnos por una multitud de cosas. Permitimos que los problemas del pasado y las preocupaciones del futuro se agolpen en el presente, lo cual nos torna ineficientes e infelices.

También aprendemos a posponer los placeres y la alegría, haciéndonos a la idea muchas veces de que algún día en el futuro todo marchará mucho mejor que ahora. El hecho es que nadie puede saber a ciencia cierta si habrá para él un mañana. No contamos más que con el presente.

Vivir el ahora quiere decir disfrutar todo lo que se hace, por el hecho mismo de hacerlo, y no por el resultado final. Vivir el ahora es expandir nuestra conciencia para hacer más placentero el momento presente, en lugar de evadirnos.

Cuando vivimos en el presente, erradicamos de nuestra mente el miedo. En esencia, el miedo es la preocupación por los eventos que pudieran ocurrir en el futuro. Sin embargo, sólo puedes estar expuesto al miedo intenso cuando te encuentres inactivo. Tan pronto como HACES ALGO, el miedo cede. Vivir el ahora es actuar sin ningún temor a las consecuencias.

PERDONAR A OTROS
Cuando nos rehusamos a perdonar, NOSOTROS sufrimos. ¡Muchas veces el “culpable” ni siquiera sabe qué estamos pensando! El sigue feliz de la vida mientras nosotros nos sometemos a una interminable tortura mental.

Además, si culpamos y responsabilizamos a otros individuos de nuestra infelicidad, rehusamos admitir nuestra propia responsabilidad. Echarles la culpa a otros nunca le ha servido de nada a nadie. En cuanto dejamos de echarles la culpa a los demás, estamos en posición de hacer algo por mejorar las cosas.

El verdadero perdón es olvidarse completamente del hecho. Cuando optamos por perdonar, un maravilloso principio entra en acción. Al sufrir nosotros una transformación, los demás también cambian. Al modificar nuestra actitud hacia los demás, ellos a su vez empiezan a cambiar su conducta. Por alguna razón, en el instante en que optamos por modificar nuestra forma de ver las cosas, los demás responden a nuestro cambio de expectativas.

PERDONARSE UNO MISMO
Si perdonar a los demás es difícil, perdonarse uno mismo lo es más.

Si sigues sintiéndote culpable actualmente, me inclino a pensar que ya te has atormentado lo suficiente:

Despójate de la culpa y cambia. No quiero decir que sea fácil. Conservar la salud mental cuesta mucho trabajo, al igual que mantener la salud física. Pero el esfuerzo vale la pena.

En síntesis
Culpar y sentirse culpable son actitudes igualmente peligrosas y destructivas. Echarle la culpa al destino, a los demás, o a nosotros mismos, es evadir el meollo del asunto, que consiste en tomar medidas para resolver el asunto. Es nuestra opción salir adelante en la vida y vivir en presente, o encadenarnos a rencores y amarguras del pasado.

FELICIDAD
No es lo que sucede en nuestras vidas lo que determina nuestra felicidad, sino cómo reaccionamos ante lo que sucede. El hecho es que nosotros decidimos cómo reaccionar ante la vida.

Sin embargo, ser feliz no siempre es fácil. De hecho, puede ser uno de nuestros más grandes retos y, en ocasiones, exige de nosotros toda la determinación, disciplina y tenacidad de que somos capaces. Tener madurez quiere decir ser responsables de nuestra propia felicidad y optar por concentrarnos más en lo que tenemos, que en nuestras carencias.

Necesariamente estamos al mando de nuestra felicidad, por que podemos elegir nuestros pensamientos. Nosotros engendramos nuestros propios pensamientos. Para ser felices tenemos que concentrarnos en pensamientos agradables, positivos. ¡Sin embargo, con cuánta frecuencia hacemos justamente lo contrario!

La mayor parte de la gente recuerda los cumplidos durante escasos minutos y los insultos durante años. Se vuelven recolectores de basura y llevan consigo inmundicias que les arrojaron veinte años atrás.

Recuerdo que un día cuando tenía veinticinco años de edad, me levanté con la firme determinación de dejar de ser infeliz. Me dije a mi mismo: “Si verdaderamente vas a ser feliz algún día, ¿por qué‚ no empezar hoy?” Aquel día decidí ser mucho más feliz que nunca. Quede sorprendido. ¡Funcionó!

Después les pregunté a otras personas que sabía eran felices cómo habían llegado a serlo. Invariablemente revelaban experiencias similares a la mía. En determinado momento de sus vidas advirtieron que ya estaban hartos de su infelicidad, amargura y soledad, y se DECIDIERON cambiar las cosas.

En síntesis
Ser feliz puede representar gran esfuerzo. Es como mantener impecable una casa: hay que cuidar las cosas de valor y echar fuera la basura. Para ser feliz tienes que encontrar el lado positivo de las cosas. Donde alguien ve una ventana sucia, otro admira un hermoso paisaje. Tú decides qué es lo que quieres ver, y qué es lo que quieres pensar.

PERFECCION Y FELICIDAD
Si somos infelices se debe a que la vida no es como quisiéramos; la vida no cumple nuestras expectativas y por ello somos infelices. Por lo general, creemos que seremos felices cuando se presenten ciertas circunstancias que deseamos. Pero ocurre que la VIDA NO ES PERFECTA. Así como nos brinda satisfacciones y alegrías, también nos depara frustraciones y fracasos. De manera que si decimos: deseo ser feliz si sucede esto o aquello, nos engañamos nosotros mismos.

La felicidad es una decisión. Mucha gente vive la vida como si algún día fuera a llegar la felicidad, por eso estas personas han programado su vida esperando sólo poder ser feliz si sucede esto o aquello.

Todos tenemos que tomar una decisión. ¿Estamos dispuestos a recordar cada día que existe un tiempo límite para aprovechar al máximo lo que tenemos, o dejaremos escapar el presente con la esperanza de un mejor futuro? Para ser feliz, y sacarle más jugo a la vida, no es necesario tratar de cambiar el mundo. El mundo es ya de por sí maravilloso. Uno mismo es quien debe cambiar.

El mundo no es “perfecto”. El grado de nuestra felicidad es la distancia entre lo que realmente son las cosas y lo que “deberían” ser. Si dejamos de exigir que las cosas sean perfectas, nos resultara más fácil lograr ser felices. Después no podremos luchar por un determinado orden de cosas y decidir, si es que ese orden por el que luchamos no se establece, que seremos felices de todas maneras.

Como dijo un gurí hindú a un alumno que buscaba desesperadamente la alegría: “Te voy a decir el secreto. Si quieres ser feliz, SE FELIZ”.

MANEJO DE LA DEPRESION
Puede ocurrir que perdamos la perspectiva e imaginemos que las cosas son más sombrías de lo que realmente son. La próxima vez que te asalte la desesperación pregúntate lo siguiente: “¿Tengo suficiente aire para respirar? ¿Tengo comida para hoy?”. (Si las respuestas son afirmativas, ya van mejorando las cosas!)

Frecuentemente no advertimos que nuestras necesidades básicas están satisfechas. ¿Qué es lo peor que podría pasar? Y si eso pasara, ¿seguiría con vida?. Con demasiada frecuencia exageramos las cosas fuera de toda proporción. En la mayoría de los casos lo peor que puede pasar es, sin duda, muy grave, pero no es el fin del mundo.

Siguiente pregunta: ¿qué estoy aprendiendo de esta situación?. Si miramos retrospectivamente, en general podemos aprender de las cosas difíciles. Otra pregunta: Si el problema realmente es grave. Piensa, “voy a estar bien durante cinco minutos”. Ponte como meta los cinco minutos siguientes. Consume el sufrimiento a mordidas. Te ayuda a evitar la indigestión. También procura mantenerte ocupado. Dedícate a un trabajo que te permita volcar toda tu energía. Siempre nos sentimos mucho mejor cuando nos mantenemos ocupados. Quizá la mejor manera de sentirnos en paz interiormente es hacer algo por otra persona. La auto-conmiseración y preocupación excesiva derivan del hecho de estar absortos en nosotros mismos. ¡En cuanto empiezas a hacer felices a otros, ya sea que les mandes flores, les arregles el jardín, o les dediques tu tiempo, te sientes mejor! Es automático, simple y hermoso.

7-secretos-personas-altamente-felices-L-C8qN6B
En síntesis
Los desastres son menos desastrosos si lidiamos solo con un problema a la vez. Y será aún mejor mientras más pronto nos demos cuenta de la ganancia que puede derivarse.

HUMOR
Cuando ríes, ocurren toda clase de maravillas que benefician a tu mente y a tu cuerpo. Tu cerebro libera endorfinas, lo cual te transporta a un estado natural de exaltación y tu sistema respiratorio se ejercita como si trotaras.

La risa alivia el dolor. Solo cuando estés relajado puedes reír; y mientras más relajado estés, menos dolor sientes. De manera que las películas y libros cómicos son excelentes remedios contra el dolor. El arte de ser feliz implica poder reírse de los problemas en cuanto estos surgen. Todos sufrimos reveses.

LA GENTE FELIZ NO TARDA MUCHO EN VER EL LADO GRACIOSO DE SUS DESILUSIONES.

Constantemente debemos recordar que somos humanos y que podemos cometer estupideces. Siempre consideramos que nuestros problemas son los mas grandes del mundo. Podemos aprender de los niños mucho acerca de la risa. Los niños felices se ríen casi de cualquier cosa. Parecen saber de manera intuitiva que el reír los mantiene equilibrados y sanos.

Una de nuestras mayores responsabilidades para con los demás es estar alegres, cuando estamos contentos, nos sentimos mejor, porque trabajamos mejor y los demás desean estar junto a nosotros.

Gravitamos en dirección de nuestros pensamientos dominantes
Dediquemos unos momentos a analizar de qué manera la vida es afectada por lo que existe en nuestra mente. Quizá uno de los principios más importantes sobre la mente es que siempre gravitamos alrededor de lo que pensamos. El principio es el siguiente: piensa en algo y hacia ello te dirigirás. Aún si piensas en algo que no deseas, hacia ello te encaminarás. Esto se debe a que tu mente se aproxima a las cosas, no retrocede con respecto de ellas.

Si yo te digo: no pienses en un elefante rosado, con botas moradas y lentes oscuros. ¿Qué imagen brota de inmediato en tu mente? Un elefante. Estar conscientes de esta forma de operar de la mente nos hace más cuidadosos en cuanto a lo que decimos a los demás y en cuanto a lo que nos decimos nosotros mismos. Esto se debe a que tu mente funciona con imágenes, cuando piensas: “No quiero olvidar el libro”, en tu mente se forma la imagen de que lo olvidaras.

Tu mente sencillamente no opera y no puede operar en función del reverso de una idea. Por lo tanto, cuando el instructor le grita al jugador… “que no se te escape la pelota,” en realidad lo está metiendo en aprietos. Muchos padres frustrados podrían mejorar su situación empleando un lenguaje que evoque imágenes del resultado deseado en la mente de sus hijos.

El tenista que gana los grandes torneos es aquel que durante el juego piensa: “quiero este punto, éste punto es mío.” El perdedor es el que siempre razona así: “más vale que no desperdicie este tiempo. ”

En síntesis
El pensamiento positivo realmente funciona porque quienes lo invocan tienen en mente lo que quieren. Siempre debes pensar en lo que deseas.

TU INCONSCIENTE
En pocas palabras, obtenemos lo que nuestro inconsciente crea que podemos lograr. Tus funciones corporales, actitudes y todas tus habilidades están grabadas en tu inconsciente.

Así como la mente consciente es la fuente del pensamiento, el inconsciente es la fuente del poder “tu inconsciente contiene los programas para caminar, hablar, resolver problemas mientras duermes, para aliviarte, salvarte la vida en ocasiones de peligro y mucho, mucho más”.

El inconsciente abarca el total de pensamientos conscientes que has generado hasta la fecha y los resultados que has obtenido en tu vida son producto de lo que en ella has depositado. Por ejemplo, si en tu manera de caminar, hablar y pensar invariablemente subyace el éxito, con seguridad desarrollaras la expectativa inconsciente de triunfar.

Si con frecuencia piensas en la enfermedad y hablas sobre tu propia dolencia, tu inconsciente elaborará patrones de enfermedad y estarás expuesto a la mala salud.

En síntesis
Todos los días creas programas nuevos en tu inconsciente por medio de tus pensamientos. Así que ten cuidado con lo que piensas. Establece metas en tu inconsciente como si ya las hubieras cristalizado. “si funciona, aprovecha.” Después preocúpate por entenderlo.

IMAGINACIÓN
Necesitamos de una gran imaginación para aprender rápida y fácilmente. La imaginación también es importante para la memoria. Además la imaginación es esencial para relajar la mente y el cuerpo.

En síntesis
Ejercita la imaginación en la misma forma que ejercitas el cuerpo. Mientras más la desarrolles, más fácilmente resolverás problemas y recordarás las cosas.

LA IMAGINACIÓN Y LOS SOÑADORES
Los máximos logros al principio son por un tiempo como en el caso de un sueño y debemos valorar nuestra imaginación, nuestra capacidad de soñar, porque combinando esfuerzo con aspiraciones se logra contribuciones sin par.

La manera más rápida de mejorar cualquier habilidad es combinar un entrenamiento físico constante con un entrenamiento mental constante. Recientes descubrimientos científicos han demostrado que cuando te visualizas tu mismo realizando determinada acción, alteras tus programas mentales de la misma manera que cuando en realidad la llevas a cabo.

No es mi intención negar el valor de la práctica y esfuerzo verdaderos; lo que quiero es enfatizar el hecho de que visualizar un resultado perfecto nos ayuda a darnos cuenta de nuestro potencial, mucho antes y con mucho menos esfuerzo.

SE RECIBE LO QUE SE ESPERA
Por lo general recibimos lo que sembramos en el correr de nuestra vida. Tu/mi vida es reflejo de tus/mis propias expectativas. Aquel que se queja de que: “la gente siempre me ignora, me trata mal, se aprovecha de mi,” será maltratado por la vida. Quien piensa: “la gente siempre me trata bien” recibe buen trato.

En síntesis
¿Que significa todo esto? Significa que nosotros estamos al mando. Tú decides lo que piensas. Tú decides qué poner en tu mente y por tanto determinas lo que recibes a cambio.

PRESTA OIDOS A LOS TRIUNFADORES
Napoleón Hill escribe: “Nuestros cerebros se magnetizan con los pensamientos dominantes que albergamos en la mente y por medio de procesos que nadie conoce, estos magnetos atraen las fuerzas, personas y circunstancias que armonizan con dichos pensamientos dominantes.” James Hallen agrega: “el hombre tarde o temprano se da cuenta que es un labrador y el labrador de su propia alma, el responsable de su vida. descubre las leyes interiores (mente) y comprende, cada vez con mayor exactitud, que las fuerzas del pensamiento (la mente) intervienen en la edificación de su carácter, circunstancias y destino,… El hecho de que el pensamiento crea circunstancias, es sabido por todo humano que durante algún periodo ha practicado el control de si mismo…”

Laude Bristol: “Nuestras ideas que evocan temor atraen penas con la misma eficacia con que los pensamientos positivos y constructivos atraen resultados positivos. De manera que, sea cual fuere el tipo de pensamiento, este tiende a propiciar lo que es afín a su propia naturaleza…Si las ondas de pensamiento pueden elevarse a frecuencia aun mas altas ¿Por qué no habrían de afectar las moléculas de los objetos sólidos? ” El ejercicio del poder mental no es sustituto de la acción. Mas bien, el adecuado uso de la mente te permitirá lograr tus metas mucho mas rápida y fácilmente, que de otro modo.

En síntesis
Tu mente es un magneto. Piensa en lo que deseas, y lo conseguirás.

SE ATRAE LO QUE SE TEME
Como las cosas que más amamos y las que más tememos tienden a ocupar nuestros pensamientos gran parte del tiempo, atraemos justamente esas cosas. “Concéntrate en lo que uno quiere”. “Concéntrate en lo que tienes y disfrútalo. No pienses en perder lo que posees”.

En cuanto al temor de perder algo, las leyes universales nos instan a mantenernos firmes. Si pensamos que cierta pérdida nos arruinaría la vida y nos obsesionamos con esa idea, quizá las leyes universales nos demuestren que ¡podemos vivir perfectamente sin aquello que tanto tememos perder! Concentrarse en las pérdidas no es vivir en el presente. Temer pérdidas es vivir en el futuro.

LOS TEMORES DESAPARECEN AL ENFRENTARLOS
Otro principio fascinante es que cuando finalmente desarrollamos el valor necesario para enfrentar un problema, con frecuencia, éste desaparece.

EL PODER DE LAS PALABRAS
Nuestras palabras determinan lo que recibimos. Así como los pensamientos afectan nuestras circunstancias, también las palabras. Nuestras palabras forjan nuestra actitud y determinan lo que habremos de atraer y experimentar. Porque así lo hemos decidido, hablamos positivamente sobre nosotros mismos y evitamos rebajarnos.

A alguien con una mala imagen de sí mismo le dije, lo primero que debes hacer es limitarte a abrir la boca sólo cuando tengas algo positivo o constructivo que decir. Te encantará el cambio ¡Y también a tu familia! Uno mismo es responsable de sus palabras y tiene la responsabilidad de sus pensamientos. Las palabras que empleamos se filtran constantemente en nuestro inconsciente y se convierten en parte de nuestro carácter y de nuestra persona. Las palabras afectan el inconsciente y la memoria está estrechamente ligada a éste.

AFIRMACIONES
Utilizar afirmaciones te permite elegir pensamientos de calidad e implantarlos en tu inconsciente para sentirte y actuar mejor. ¿Asiento la cabeza? La gente siempre me trata con afecto y respeto, Yo también trato a la gente con afecto y respeto. Pero ojo si los resultados dejan mucho que desear. Tu mente sigue desplazándose exactamente hacia lo que no quieres.

En síntesis
Las palabras que empleamos afectan nuestra manera de pensar y de sentir. Nuestros pensamientos inciden sobre lo que decimos y sentimos. Nuestros sentimientos influyen sobre lo que decimos y pensamos. He aquí el triángulo de la victoria.

GRATITUD
Años más tarde advertí que una actitud agradecida también surte efecto a nivel mundano. Al descubrir cómo opera la mente y advertir lo que la vida suele depararnos, pensé que para seguir teniendo buena suerte necesitaba sentirme afortunado. Las personas que viven activamente y con plenitud son las que todo el tiempo se alegran por lo que la vida les ha otorgado. Alguien dijo en alguna ocasión: “Si te sientes infeliz por todo lo que quisieras tener y no tienes, piensa en todo lo que no tienes y que no quisieras tener!” ¡Todo tiene su lado positivo!

En síntesis
Una actitud de agradecimiento es garantía de que nuestra atención se dirige hacia lo que queremos. Si nos visualizamos en una vida de abundancia y prosperidad, y damos gracias por lo que tenemos, muchas otras cosas buenas llegarán a nuestras vidas. Cada vez más frecuentemente las oportunidades saldrán a nuestro encuentro. Se trata de un mecanismo maravilloso.

METAS
La vida exige a todo individuo una contribución, y depende del individuo descubrir en qué consiste la suya. Cuando hay una catástrofe o una situación de calamidad pública, muchos de los que sobreviven, tienen una razón para seguir adelante. Tienen una META. No podemos vivir sin ella o, al menos, no por mucho tiempo.

NO IMPORTA TANTO LA META SINO EL HECHO DE TENERLA

Una vez más podemos señalar que la persona con éxito considera a los errores como experiencias valiosas, mientras que las personas fracasadas juzgan que las equivocaciones solo traen frustraciones.

LA LEY DE PRECESIÓN
La “precesión” es el principio por el cual, al buscar una meta, invariablemente obtenemos muchas más cosas. No es tan importante la meta, sino el tipo de persona en que tienes que convertirte a fin de lograr tu meta. Los logros que obtengas no tienen mayor importancia. Lo que realmente interesa es ¡en que‚ te TRANSFORMASTE!

Las personas con éxito sencillamente entienden cómo funcionan las cosas, y saben que el progreso personal tiene que ocurrir en concordancia con los principios que gobiernan todo lo que existe a su alrededor.

Si tienes metas claras en tu mente, tus pensamientos te ayudarán a llegar a ellas. Si no tienes metas, tus pensamientos de todas formas te llevarán hacia aquello en lo que más piensas. Tu mente te proyectará en dirección de tus pensamientos dominantes, suponiendo que tus pensamientos dominantes sean tus metas, por ello, es importante que pongamos por escrito nuestras metas. Elaborar una lista no es lo único que debemos hacer, pero constituye un método y una escritura que nos ayuda a lograr lo que deseamos en la vida.

Hay que cambiar‚ lo que tengamos que cambiar. Si uno se dice, Sé que lo puedo hacer! ¡lo logra !.

Desechar las etiquetas que nos colgamos es el primer paso hacia una vida feliz.
LO QUE CUENTA NO ES DONDE EMPIEZAS, SINO DONDE DECIDES TERMINAR.

Las ventajas son una bendición si optamos por verlas como tales, y las utilizamos como incentivos para mejorar cada vez más.

“Continuamente nos topamos con grandes oportunidades bajo el magistral disfraz de un problema sin solución”. ¡No sería fabuloso no tener problemas!, desean muchas personas. No obstante, si no tuviéramos problemas, podríamos haraganear simplemente por la playa todo el día. Seríamos como mariscos, que no tienen que preocuparse de nada, hasta donde se sabe, pero que no pasan de eso, mariscos.

Tenemos la capacidad para resolver problemas y para descubrir nuevos métodos para hacer las cosas. Los problemas son parte integral del mundo y nos mueven a aprender, a experimentar, a ponernos en acción. El hecho de que seamos seres humanos implica problemas, pero también supone que podamos amar, reír, llorar, intentar algo, caer, levantarnos….

Quien piensa positivamente afirma que un problema es solo una oportunidad para aprender. ¡No es absurdo el hecho de que se espere más de los niños que de los adultos! ¡Desafortunadamente muchos adultos no reciben esta advertencia!.¿No deberíamos los adultos ser exigentes con nosotros mismos como lo somos con los niños? y preguntarnos, ¿Qué he aprendido en los últimos doce meses? ¿Qué no hice el año pasado que en éste sí puedo hacer?

Los problemas nos hacen crecer. Como dijo Horacio: “La adversidad revela al genio; la prosperidad lo oculta”.

Los errores son la retroalimentación de nuestro desempeño. Los ganadores cometen mucho más errores que los perdedores. Aprendemos más de nuestras derrotas que de nuestras victorias. Cuando perdemos, abrimos los ojos, analizamos, nos reorganizamos, planeamos una nueva estrategia. Cuando ganamos nos limitamos a celebrar y aprendemos muy poco. He aquí otra razón para aceptar de buen gusto los errores.

Los errores y los accidentes tienen su razón de ser.”La manera de triunfar es duplicando el número de fallas”.

FRACASAR NO ES VERGONZOSO
Lo vergonzoso es no hacer el intento. Dicen que el éxito es simplemente cuestión de suerte. Si lo crees, pregúntaselo a cualquier fracasado!

Newton descubrió la ley de causa y efecto; es decir, que a toda acción se opone una reacción equivalente. Lo fascinante de esta ley es que nunca sabemos a ciencia cierta cuando recibiremos nuestra recompensa; cuándo obtendremos los beneficios del tiempo y esfuerzo que invertimos. Pero las recompensas siempre llegan, y la incertidumbre con respecto a su llegada contribuye a hacer la vida más emocionante.

“Busco para los demás el bien que deseaba para mí”.

Por una elemental ley, todo hombre llega al punto donde está; los pensamientos que ha incorporado a su carácter lo han llevado ahí, y en el concierto de su vida no existe el azar sino que todo es resultado de una ley infalible. El ignorante siempre se margina. Lo maravilloso de la naturaleza es que nos retribuye mucho más de lo que invertimos. La creación es justa, lo que sembramos, eso es lo que cosechamos.

Cuesta tanto ser humano que muy pocos tenemos una alternativa. Esta alternativa consiste en realmente vivir o simplemente existir. La Providencia actúa. Todo lo que puedas hacer, o sueñes poder hacer. empieza a hacerlo. En la temeridad hay genio, poder y magia. “¡Voy ha hacerlo. Cueste lo que cueste, lo haré! “.

Como alguien dijo en cierta ocasión: “Para lograr todo lo que se quiere, hay que hacer todo lo que necesite”.

Las personas con éxito siempre están completamente involucrados en lo que hacen. Para ser felices necesitamos mantenernos ocupados.

La única manera de que las cosas mejoren es invirtiendo esfuerzo. Nuestra actitud hacia el esfuerzo es importante. El esfuerzo debe hacerse porque se DESEA. “Disfrutar lo que hago por el hecho de hacerlo. Tomar conciencia de mi propia vitalidad durante el proceso y enfocar mi atención a mi objetivo”. “El premio a lo bien hecho es haberlo hecho”. No importa, de todos modos te divertiste. Los resultados siempre llegan.

“El secreto de ser feliz no es hacer lo que te guste, sino gustarte lo que haces”.

CUANDO NOSOTROS CAMBIAMOS, LAS COSAS CAMBIAN
Las cosas mejoran cuando nosotros mejoramos, las cosas cambian cuando nosotros cambiamos; nunca antes. No hay vuelta de hoja. Para que las cosas mejoren, nosotros tenemos que mejorar. El día de hoy será muy parecido al día de ayer, a menos que hagamos un esfuerzo. “Haré el máximo esfuerzo, pase lo que pase”, así tendrás una elevada autoestima.

Perder es doloroso, pero es más penoso cuando te das cuenta que no hiciste tu máximo esfuerzo. Si resistimos lo suficiente, recibiremos nuestra recompensa, si en verdad tomamos en serio nuestras metas. Si estamos conscientes del principio del “cuarto para las doce” y enfrentamos las dificultades conscientes de que son parte del proceso de lograr el éxito, en primer lugar no seremos desertores y, en segundo, obtendremos lo que queremos en la vida. La persistencia y la determinación lo pueden todo. El lema “SIGUE SIEMPRE ADELANTE” siempre ha resultado y siempre resuelve los problemas de la raza humana.

“Un gran tirador no es más que un tirador mediocre que nunca dejó de practicar”. Desertar no es una gracia, ni los desertores un grato espectáculo. El problema es que para muchos claudicar se vuelve un hábito: “perseveran” en esa actitud. El que persevera alcanza. “Pedid y se os dará”.

Lección primera: Para obtener lo que deseas, Pídelo

1. PEDIR DENOTA AUTOVALORACION Y AUTOESTIMA. Quiere decir que te consideras con merecimientos, lo cual genera una actitud expectante.

2. PEDIR ES IMPORTANTE PARA TU SALUD.
3. PEDIR ES EL PRIMER PASO LOGICO PARA QUE DIOS, TU JEFE, TU FAMILIA Y TUS AMIGOS PRESTEN OIDOS A LO QUE QUIERES.
4. PEDIR LE BRINDA A OTRO EL PLACER DE AYUDARTE. De hecho, NO PEDIR ES UNA ACTITUD EGOISTA.

La gente realmente desea ayudar. Al menos, esperan que sus buenas intenciones no sean rechazadas. En todo momento hay que ser amigable y cortés.

Querría decir que la mitad de las veces tus ideas no encajan con los demás. También significa que en un gran número de ocasiones recibiste valiosa ayuda con la que de otro modo no hubieras contado. Parte importante de la efectividad personal es poder decir “no” sin abrigar sentimientos de culpa.

Además desde la perspectiva particular de uno, ser “pedigüeño” te permitirá ser más responsable de tu vida. Hay menos peligro de que te conviertas en uno de esos dolientes silenciosos que sufren estoicamente, haciendo todo por si solos porque se sienten mártires. Una de las mejores formas de desarrollar el sentimiento de que uno vale es PIDIENDO.

“¿Eres feliz haciendo lo que haces?”.

En la vida se tienen pretextos o resultados. Si no vives la vida que anhelas y no haces las cosas que realmente quieres hacer, los pretextos no van a compensar nada, triunfan contra toda probabilidad. Solo los resultados cuentan. La alegría que nos proporciona la vida es inversamente proporcional al grado en que culpamos a las circunstancias.
No tienes más que una vida. Si te llevas a la tumba una interminable lista de “razones por las que no lo hice”, lo único que querrá decir es que NO LA HICISTE.

LEYES NATURALES
Existen leyes y principios universales que afectan nuestras vidas a cada momento. Tú eres una de las causas de lo que ocurre en tu vida. Tus propios pensamientos te hacen ser causa de tus acciones. Recuerda que la ciencia señala que a cada acción corresponde una reacción opuesta de igual magnitud. “El hombre es aquello en lo que piensa todo el día”, y creo que la filosofía y modo de pensar de los ganadores es elemento esencial de su éxito.
APRENDER DE LOS NIÑOS:
Los niños te aceptan a ti. Aceptan las circunstancias hasta el día en que aprenden a no hacerlo. Las estadísticas sobre longevidad muestran que las personas no viven mucho tiempo después de retirarse. Mantenernos activos es lo que nos permite alejarnos de las preocupaciones. De esta manera evitamos la temida “parálisis por análisis”. En la actividad hay alegría y plenitud. Mantenernos activos constantemente nos mueve a tomar la iniciativa y participar. Lo que no usamos, se deteriora, se pierde. No dejes de practicar el arte de vivir. Además, cuando luchas por ser mejor, te conviertes en una persona más valerosa. Nadie adquiere valentía encerrándose en su recámara para hacer acopio de su valor. Desarrollamos fuerza poniéndonos a prueba constantemente.

En todo momento la Creación exige que nos involucremos en todas las esferas de nuestra vida. La ley de usar o perder es maravillosa. Nos brinda el incentivo de la práctica y al practicar nos superamos. Se usa o se pierde, si no le sacamos partido a lo que tenemos, lo perderemos.

SERENIDAD Y DESAPEGO
Por ello las grandes ideas brotan en la regadera, sitios donde estamos relajados. En este estado los resultados llegan fácilmente. Esto significa encontrar ese equilibrio frágil y elusivo entre esfuerzo y relajamiento, entre apego y desapego. No es fácil lograrlo, pero sí es posible.

Cuando obramos según nuestra propia naturaleza interna y según las leyes que nos rodean, alcanzamos el nivel óptimo de equilibrio con el mundo y con nuestro mundo. Puesto que el mundo natural sigue ese principio, éste es infalible. Los errores los hace o los imagina el hombre, esa criatura de cerebro sobrecargado que, interfiriendo o afanándose exageradamente, se separa a si mismo de la red de apoyo de las leyes naturales.

DESPRENDERSE DE LAS COSAS
La felicidad y la libre manifestación se afirman si nos desprendemos de los resultados finales; si nos esforzamos por llegar a la meta sin dejarnos aprisionar por ella. Una vez que el trabajo ha sido realizado, los resultados llegan a su momento. Adaptarse al curso de las cosas, tomar las cosas con calma y sabiduría es tan importante como la actividad misma. Como dijo Claude Debussy: “La música es el espacio entre las notas”. Nada perdura sino el cambio.

LA CREACION ES CAMBIO.
Los cambios nos mueven a la acción. Todo sufrimiento de la humanidad es producido por un apego a una condición previa de existencia.

Debido a que las cosas cambian constantemente, necesitamos una saludable actitud que nos permita desprendernos de lo viejo y acoger lo nuevo. Siempre una cosa sustituye a otra. Al deshacernos de lo viejo e inútil, creamos un vacío y atraemos hacia nosotros cosas nuevas y emocionantes. Cuando nos aferramos a lo viejo y anticuado, nos bloqueamos, nos estancamos. Para crear un curso de vida saludable, despréndete de todo lo que no quieres, no usas y no necesitas. Además de sentirse liberado, advertirás que, como un imán, atraes nuevas cosas hacia ti.

¿QUE TANTO ENTENDEMOS EN REALIDAD?
Si crees que entiendes todo lo que ocurre, estás perdidamente confundido. Contamos con palabras como “instinto”, “magnetismo”, “gravedad” y “fotosíntesis” para describir fenómenos, pero la realidad es que no entendemos estas cosas. “Mientras más leo, más me doy cuenta que no sé”.

Nuestra mente es un milagro. ¿En que momento deja de obrar nuestra mente e interviene Dios? He aprendido que si aceptamos y usamos lo que tenemos, podemos beneficiarnos enormemente. Nuestra meta es ir en pos de resultados.

TU DAS A LA VIDA SU VALOR
“Nunca nada es importante para quien dice que nada importa”. La vida en sí misma, según ciertos puntos de vista, no tiene valor. Sin embargo, nosotros decimos si nuestra estancia en este planeta es privilegio y alegría, o una sentencia de infidelidad y desesperación pero de nosotros depende entenderlo o no. Cada quien decide si enfoca su conciencia y si su vivencia resulta en una nueva experiencia, y no una repetición de hechos pasados.

La vida no es aburrida, solo hay gente que mira al mundo a través de cristales empañados y sucios. Muchas personas mueren a los veinticinco y son enterrados a los setenta. Para mi es un misterio que algunas personas vean magia y belleza por doquier, mientras que otras permanezcan inconmovibles.

Independientemente de cuanta belleza y magia hayas disfrutado hasta este momento, puedes disfrutar aún más a partir de hoy: TU DECIDES.

EL DIA DE HOY ES IMPORTANTE
Una caminata de mil millas empieza con un pequeño paso. Te encuentras en el sitio al que te han conducido tus pensamientos y acciones en los últimos años, lo que hagas hoy influirá en la posición que tengas los próximos diez o veinte años. La vida es un proceso de construcción. Las actividades que desarrollas hoy afectarán tu posición en el mañana. Los esfuerzos de hoy generan los resultados de mañana. Los astutos lo saben. Lo que hacemos hoy es IMPORTANTE. Es la vida recordándote que un día más otro día producen un efecto acumulativo.

DONDE QUIERA QUE ESTÉS, ES DONDE TIENES QUE EMPEZAR.
LA DIFERENCIA DEL MAÑANA ESTRIBA EN EL ESFUERZO DE HOY

Fuente: http://elshowdeloslibros.blogspot.mx

Ángel Antonio Leyva Zapata

30 Posts | Member since 2015-09-07